Principal | Proyecta tu casa | Cerramientos | Ventanas de esquina

Ventanas de esquina

Es un tipo de cerramiento que se instala en ángulo para romper el rincón ciego entre paredes. El objetivo es ampliar las vistas desde el interior, consiguiendo además luz natural de mayor calidad, ya que se actúa sobre dos o tres orientaciones distintas.

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

El efecto es el de una perspectiva panorámica que, según los planos en los que se instale, puede abarcar un barrido de hasta 180 ºC. Conviene estar seguro de donde se quiere instalar, para que no se vuelva en contra, por ejemplo, si la intensidad luminosa o calor que pasa a través del cerramiento son excesivos, quita demasiada intimidad, etc.

 

Dónde la puedo instalar

 

 • Cerrar el balcón, crear una galería o un mirador. Si se va a integrar dentro del espacio habitable de la vivienda hay que buscar una solución que ofrezca aislamiento térmico y acústico. En este caso, como la ventilación de la vivienda se traslada a este nuevo plano exterior, hay que considerar un sistema con apertura funcional. Puede ser una combinación de hoja fija con hoja abatible o corredera y agregar una función oscilobatiente para obtener una ventilación selectiva (también se pueden elegir carpinterías con aleta de ventilación automática). Estas hojas se instalan empleando en la esquina un montante o esquinero, generalmente del mismo material elegido para el cerramiento. Una variante de cerramiento para este tipo de espacios sería la cortina de cristal deslizante y sin perfiles. Se aplica en aquellos casos en los que se busque una protección para el balcón, sin que ello suponga reducir la entrada de luz o las vistas. Cuando llega el verano las hojas se repliegan por completo en uno o dos laterales, pudiendo deslizarse por cualquier ángulo.
• Romper la esquina, en un ambiente en el que se pueda lucir esta solución. Las perspectivas interiores se disparan y multiplican. Puede ser interesante cuando estamos rodeados por un paisaje atractivo, el horizonte marítimo, un bosque. En planta baja ayudará a ampliar los espacios de día, dotándolos además de mayor cantidad de luz natural, por ejemplo en una cocina comedor, o el estar. En las plantas superiores su aplicación es más impactante, especialmente si se opta por una solución sin perfiles. En estos casos, conviene haber previsto el detalle de encuentro y sellado entre el vidrio, el suelo, la pared y sobre todo el ángulo de cierre entre los dos vidrios, para asegurar la estanqueidad al agua, y que no haya pérdidas térmicas. Se emplea silicona estructural y vidrios dobles templados (o laminado si la abertura es grande) de baja emisividad y con control solar. Se puede reforzar el control solar con estores enrollables exteriores, screens interiores, que tamizan el paso de luz sin cortar las vistas, persianas enrollables, toldos, los que  a su vez pueden automatizarse o integrarse en un sistema de gestión integral. Para no perder privacidad, se puede optar por el vidrio Priva-Lite de Saint-Gobain. Es transparente o traslúcido según se pulse un interruptor, que activa unos cristales líquidos, que si están en reposo, el vidrio es opalino y si se alinean, se hace transparente. Y para limpiar menos, el vidrio autolimpiable Bioclean de Saint-Gobain. La capa fotocatalítica e hidrófila que incorpora, permite que la luz del día descomponga la suciedad y el agua de lluvia la barra.

 

  Publicidad


  • Enviar Email Enviar Email
  • Imprimir Imprimir


Calificacion el articulo

4.00